Gatos Callejeros

GATOS CALLEJEROS
IMG-20190402-WA0020Aunque hablamos de gato como animal de compañía, la realidad es que en Urroz, hay decenas de felinos que viven en la calle sin que nadie se responsabilice de sus cuidados. Pero, ¿qué calidad de vida tienen estos animales? ¿Son un beneficio para la sociedad o un foco de conflictos?
Los gatos callejeros adultos, viven en libertad, y difícilmente podrían adaptarse para ser animales de compañía. Sin embargo, viven precariamente, ya que se encuentran sin protección ante enfermedades, sufriendo las inclemencias del tiempo o padeciendo la escasez de alimentos y las peleas o ataques de otros animales, son atropellados, sufren de parásitos y ven morir a sus camadas… En consecuencia, la media de edad de estos animales suele rondar los 2 años, siendo la de sus compañeros domésticos unos 15.
Estos gatos aunque pueden implicar algunos inconvenientes, o incluso llegar a ser un problema de higiene, de salud pública, o un peligro para algunas especies silvestres, la realidad es que, forman parte de nuestro entorno y aportan grandes ventajas a nuestra comunidad, con el necesario control de plagas de roedores.
La clave de una buena convivencia entre las personas y los gatos consiste en un equilibrio, con una gestión adecuada de las colonias, que permitan su existencia, para contar con sus beneficios, sin provocar demasiados problemas en el entorno y proporcionando a los animales la mayor calidad posible de vida.
Para evitar que estas colonias se conviertan en un problema, los expertos, recomiendan a los Ayuntamientos, como entidades responsables, competentes en la materia, la esterilización de algunos ejemplares, evitando así la reproducción descontrolada. Dicha medida, supone la implicación de vecinos voluntarios y el esfuerzo económico municipal, suponiendo un gasto en la contribución vecinal. Pero si no se controla el número de estos animales, se puede convertir en un serio problema, cada vez más caro de abordar,  ya que los gatos se reproducen de forma masiva.
Pero ¿Como evitar la superpoblación de gatos en nuestras calles?
La mayor parte de gatos callejeros, provienen de gatos domésticos que sus dueños, por diferentes circunstancias abandonan (alergias, embarazos, separaciones, mudanzas, vacaciones, desmotivación para el cuidado…), estos animales abandonados empiezan a tener camadas; además algunas gatas caseras vuelven a casa con cachorros no deseados que nuevamente se abandonan o ceden en semi adopciones no responsables, quedando finalmente en la calle; también los gatos machos de casa no esterilizados, salen a la calle y generan camadas. Para evitarlo, la decisión de tener un animal doméstico, siempre tiene que ser consciente y muy responsable y una vez que se toma, es imprescindible tener a nuestros gatos domésticos en correctas condiciones de cuidados y ESTERILIZADOS, asegurando que somos dueños y vecinos responsables y no estamos generando un costoso problema en nuestra comunidad.
Tampoco debemos alimentar sin control a una colonia de gatos no esterilizados, puesto que podríamos causar problemas de higiene en la zona y estar ofreciendo recursos para que más animales se acerquen. Si identificamos una colonia, se debe gestionar controlando su número con esterilizaciones, y solo entonces, facilitar la calidad de vida de los animales.
Por último debería estar de sobra recordar, la prohibición legal de casos de envenenamiento y maltrato de los gatos callejeros, que se consideran actos de crueldad animal, peligrosos para el vecindario y se pueden denunciar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

6 + 4 =